Una generación de cibercondríacos

La era de la informática, además de legarnos tanto conocimiento, también nos deja por herencia nuevas afecciones relacionadas con su constante uso.  Es allí, en la superavenida electrónica, que transita una potenciada especie de los hipocondríacos: los cibercondríacos.  Lo que antes se definía como personas temerosas de padecer cuanta enfermedad escuchaba,  se mencionaba o se le acercaba; ahora se han convertido en seudoexpertos que consultan sus síntomas en la red y se autodiagnostican.  La tendencia ha sido documentada por varias encuestas, una de ellas de la empresa Harris Interactive, quien desde el 1998 han registrado el aumento de personas que buscan información médica en Internet.  Lo interesante es que ellos incluyen a todos los que investigan sobre asuntos de salud en la categoría de cibercondríacos.

Sin embargo, a mi juicio, el problema no es la búsqueda de datos, la situación se agrava con la infoxicación (otro nuevo término de estos tiempos) que pueden sufrir los cibernautas de temas médicos y la preocupación -a veces infundada- de problemas de salud.  Esto a su vez, puede provocar ansiedad y la alucinación de conocer más que los médicos sobre estos padecimientos. Situación que desencadena en la búsqueda de tratamientos que, ante la falta de un contexto educativo en esa área, pudieran ser errados e incitar otros males.

Cual Jano, esta situación tiene dos caras, y es que ahora los pacientes van más educados al consultorio médico, lo que representa un reto para los galenos. Un estudio publicado por el British Journal of General Practice apunta hacia que los médicos generalistas se sienten intimidados por el creciente número de pacientes que consultan la web.  Los resultados también indican que  los médicos experimentan ansiedad y se sienten retados.  El consejo que algunos expertos en el tema dan a los profesionales de salud: “no ignoren a sus pacientes informados, escúchelos”.

Mientras, la recomendación para todos los demás ciberespaciales, es que no nos obsesionemos al punto de crear condiciones de salud virtuales. Las tecnologías actuales y los accesos inmediatos a la información, siempre nos legarán nuevos desafíos,  esta vez, toda una generación de cibercondríacos. ¿Conoces alguno? Esa sonrisa que veo en tu rostro me dice que sí🙂

11 Respuestas a “Una generación de cibercondríacos

  1. Hola Mariam Ludim:

    Mi nombre es Zaida Haydeé y soy de la generación de cibercondríacos.

    Definitivamente, me encantó tu escrito.

    Un abrazo.

    • Saludos Zaida Haydeé:

      ¿Y qué lugares consultas? Me parece que luego del diágnostico es muy sabio estar informado. Si se trata de consultar síntomas, debemos ser cuidadosos de no inventarnos enfermedades virtuales. En ambos casos, lo importante es declarar salud.

  2. Saludos Mariam:

    Emociónate! Aunque no llego a ser cibercondriaca, suelo consultar síntomas y hallazgos médicos con la web. En muchos casos, me lleva a formular las preguntas claves que debo hacer al médico una vez frente a él. Claro que como cada persona tiene un metabolismo único y distinto, entiendo que no debo sugestionarme con lo que en ocasiones encuentro.

    Muy interesante tu artículo. Me parece que puedes hacerlo más dinámico, mencionando posibles fuentes confiables para consultar información médica.

  3. en realidad la situación de enfermedad que pase con mi esposo puso a mi vida a vivir y pensar de una manera diferente. cada cual es diferente y no todo se aplica, si es verdad que busco en la Web para informarme sobre algunos medicamentos o síntomas es porque pienso que a él lo tomaron como prueba de laboratorio y le llegaron a hacer estudios y medicinas innecesarias, Cuando uno sabe que va a morir trata de alejar ese momento lo más posible y él con esa esperanza permitió, sufrió de más.

    • Querida Nydia:

      Es un privilegio que me visites nuevamente por aquí. No hay duda, cuando un familiar está enfermo, un quiere estar bien informado, especialmente los efectos secundarios de los medicamentes. Es una ventaja para nosotros -con la llegada de la Internet- tener acceso a esa información, nuestras generaciones anteriores no tenían ese tipo de información. Y usando el argot médico, esos datos nos sirven de remedio paliativo, para mitigar nuestro dolor ante ese cuadro de nuestros seres queridos. Comprendo tu frustración con los procedimientos médicos que, como toda ciencia, tiene imprecisiones. Sin embargo, ante estas dicotomías tan cercanas de la vida y la muerte, lo que sí es preciso, es el recuerdo, ese cúmulo de vivencias compartidas que son tuyas, y nadie las podrá arrebatar.

      Un fuerte abrazo,

  4. Me parece muy cierto. En mi caso, investigar en internet sobre condiciones de salud y efectos de medicamentos se ha vuelto una verdadera obsesión. A tal punto de que dejo de tomar la medicina que me recetaron y antes de que el médico me diagnostique, yo le digo lo que sé que tengo.

    He tratado de dejar esta manía de investigar en el ciberespacio, ya que la mayoría de las veces nada es lo que parece ser.

    Una beso…

    • ¡Mi querida Wanda Ivette!

      Tanto tiempo sin verte por aquí, o por las otras villas cibernéticas como FB y Twitter.

      Precisamente, allí está el problema, cuando se convierte en obsesión. De manera, que ya diste un paso importante: reconocer la situación y tratar de disminuir esas búsquedas.

      Aquí el problema real no es buscar, es que nos sugestionemos con todo lo leemos al punto de angustiarnos y autodiagnosticarlos.

      Bueno amiguita, mientras declara salud y procúrala. La mente es poderosa.

      Un abrazo.

    • Distinguido Wilfredo José:

      ¡Qué privilegio que me visites! Ciertamente la ilustración que compartes está más que genial y muestra que la capacidad de la mente rebasa los límites de nuestras entrañas. Y por supuesto la ciber-meme-autopista-informática ayuda un tantito🙂 Gracias por darte la vuelta por Colisión Generacional y adelante con tu Pensamiento joven: http://wilfredojburgosmatos.wordpress.com/

  5. uuuff! buenisimo artículo! yo tengo 21 años y que crees Mariam! soy cibercondriaca! todo me provocó una ansiedad horrible que no puedo superar… así que no recomiendo buscar sintomas en internet porque por lo general te dicen que te mueres en 2 semanas, la he pasado bastante mal a causa de creer que se más que una persona que ha dedicado la mitad de su vida a estudiar al cuerpo humano, ahora necesito de ayuda psicologica🙂
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s